¿Por qué escribo con las tripas? Mach de @hugogonzalez1

¿Por qué escribo con las tripas? Mach de @hugogonzalez1

808
0
Compartir

Desde la semana pasada tenía ganas de escribir una especie de explicación sobre lo que quise decir en relación con las notas de la fusión de Dell y EMC y el lanzamiento del iPhone 7, algunos de Mis Amigos Chismosos (MACH) me regañaron diciéndome que no se entendió bien y que me veía mal despotricando contra los juguetes de Apple.

Debo confesar que desde hace años me cagan los aparatos de Apple porque esa empresa nos trata como idiotas consumistas (aunque algunos lo son) ya que, por tratar de sentirse muy cool y distintos; ellos caminan en sentido contrario a los estándares y universalidad.

Había mp3 players y estos sacan sus iPods, había Blackberry y lanzan sus iPhones, había Napster y Audiogalaxy y sacan su iTunes, ya habían tablets y phablets y estos lanzan sus iPads, teníamos cables mini USB y estos lanzan sus lighthing… en fin. No niego que hicieron bien al lanzar los dispositivos con pantalla táctil y cada vez más delgados y estilizados pero eso no quiere decir que eran la única vía. Allí van todos los mensos (como los de Blackberry) a dejar desamparados a todos los que usábamos comunicación encriptada y teclado físico. Por eso no me gusta esa marca pues además son pésimas herramientas de productividad (incluso algunas de sus Mac) ya que hay igual o mejores equipos.

HUGO TECNOEMPRESAPero allí están todos como focas amaestradas aplaudiendo y comiendo el pescado rancio que nos lanzan los señores de la manzana. Incluso los medios que no tienen NPI de estos temas se avientan coberturas y enviados especiales a ver otro timo de la mercadotecnia.

En cambio, el cierre de la transacción con la cual Dell compró a EMC me parece una noticia importante a la cual los medios le dieron una cobertura muy leve, si es que vieron la información. Es muy importante, sí, pero no es interesante. No te imaginas cuántas veces luché en la redacción de Milenio por hacer interesante la información que en el papel solo lucía importante. Muchas veces en las juntas de planeación editorial de Milenio sufrí (justificadamente) derrotas con este argumento: puede que sea importante, pero no es interesante. ¡Madres!

Por eso algunos de Mis Amigos Chismosos se sentían ninguneados cuando no publicabamos su información, sin embargo, no entendían que sus «grandes notas» no vendían, no eran entregadas o promovidas como algo interesante. Pensaban que bastaba con una llamada telefónica al editor para que se publicarán sus notas. Nunca tuve el corazón para decirles que su información estaba chafísima.

Tal vez por eso muchos de los voceros y los publirelacionistas de esas empresas se refugian en los medios de nicho y muy especializados que solamente le hablan a sectores muy específicos. Se escriben y se hablan entre ellos mismos, no salen de la zona de confort y por eso no se esfuerzan en hacer interesante la información para segmentos del mercado o de la opinión pública que tal vez no sabe de tecnología pero si de negocios.

Sinceramente somos muy pocos los que hacemos la lucha por hacer ver que la tecnología no son gadgets y juguetitos inútiles. Somos pocos quienes nos salimos del esquema de que la tecnología es sinónimo de asombro o curiosidad. La tecnología es una herramienta de productividad y muy pocos lo ven así. Por eso escribo con las tripas porque me da mucha frustración que se destine mucho dinero, sesos y horas-hombre en cosas banales, fútiles; en cambio, nos abandonan y ningunean a quienes buscamos ampliarles la visión de sus negocios y hacer llegar sus mensajes a dónde no llegan los medios de nicho.

Si, estoy pasando por un periodo de frustración y envidia… pero ya se me pasará.

Compartir
Artículo anteriorLos mejores y peores países para ser conductor, según Waze
Artículo siguienteOfrece Samsung México reemplazó de los Galaxy Note 7
Periodista especializado en Negocios y tecnologías de la información. Columnista en Milenio Diario y ex editor de su sección negocios. Colaborador de Eduardo Ruiz-Healy en Radio Formula y de Adriana Pérez Cañedo en NRM comunicaciones. Integrante de la Barra de Opinión de TV Azteca y hago la capsula Tele comunicación en Milenio TV. Soy comunicólogo tecnoruco y businnessrocker solidario, de mente fría pero apasionado por la creatividad. Le voy al América y me encanta el albur. Sorry

No hay comentarios

Dejar una respuesta