Gas Natural Fenosa, firme en México; columna de Claudia Villegas en Crónica

Gas Natural Fenosa, firme en México; columna de Claudia Villegas en Crónica

959
0
Compartir

claudia_villegas_cardenasEl gigante de la energía, Gas Natural Fenosa, que aquí encabeza Ángel Lárraga Palacios, sigue firme en la búsqueda de clientes en los segmentos comercial, industrial y residencial.

Con más de 18 años en la ciudad de Monte
rrey, GNF ha logrado una gran penetración en esa ciudad en donde los consumidores del segmento residencial adoptaron las prácticas de seguridad y ahorro de los industriales. En Monterrey, la constante es el gas natural.

En las regiones del centro del país, incluyendo a la Ciudad de México, el tendido de ductos avanza con paso firme en materia de inversión. Quizás el único obstáculo al que se enfrentan para ir más rápido es la expedición de licencias por parte de gobiernos municipales y delegacionales porque la concesión es clara y está vigente. La concesión, por cierto, obliga a GNF a cumplir con un programa de inversión y cobertura. El suministro de este combustible es, además, una de las grandes apuestas de la reforma del sector de la energía porque sus inventarios– conformados tanto por producción nacional como de importaciones – garantizan su abasto y precio. México está en posibilidades de competir así con países como China aunque naciones como Perú, Colombia o Brasil tienen una mayor cobertura de redes de gas natural. Paradójico. GNF construye más de 1,200 kilómetros de redes cada año, lo que representa inversiones por 1,700 millones de pesos. En la Ciudad de México se tienen ya 3,000 kilómetros de redes. Si se compara con la red del sistema de agua que es de 10,000 kilómetros, podríamos decir que, sin mayor problema, el gas natural podría conectar a todas las casas que ya cuentan con infraestructura hidráulica. La transición avanza pero podría ir más rápido. En Europa, por ejemplo, tomó menos de cinco años porque las compañías que hasta hace varias décadas comercializaban Gas Licuado de Petróleo (LP) reconocieron que el gas natural era más seguro y con mayor sustentabilidad. Se decidieron, entonces, por el gas natural. Ciudades como Salamanca, considerada por su arquitectura patrimonio de la humanidad, migraron del gas LP al gas natural en sólo un par de años. En México, la sorpresa es que también está pasando aunque con un poco más de resistencia porque el mercado del gas LP se encuentra altamente atomizado.

Entre los planes de GNF se encuentra conectar 160 mil nuevos clientes porque el objetivo hacia el 2020, como parte de un plan estratégico de expansión, es lograr al menos 200 mil clientes por año para superar los dos millones de clientes. Actualmente, GNF tienen un millón y medio de clientes mientras otros 500 mil son atendidos por otras compañías con participación en este sector. La industria del gas natural sólo tiene una penetración del 7 por ciento mientras que en cualquier país desarrollado su participación es superior al 30 por ciento.

Etileno XXI ¿Extorsión?

La firma Braskem Idesa, resultado de una coinversión entre el capital mexicano y el brasileño, concretó inversiones en el estado de Veracruz por más de 5,000 millones de dólares. Su objetivo es sustituir gran parte de las importaciones de polietileno que se realizan en el país y convertirse en un gran ejemplo de éxito en el sector de la petroquímica.

claudiavillegas@revistafortuna.com.mx

No hay comentarios

Dejar una respuesta