Manifestaciones, marchas y saqueos; texto de Eduardo Ruiz-Healy

Manifestaciones, marchas y saqueos; texto de Eduardo Ruiz-Healy

1244
0
Compartir

Eduardo Ruiz HealyHace casi 18 años, el 9 de agosto de 1998, publiqué en la revista Impacto un artículo en donde recogía algunas de las críticas contra el modelo económico que en algunas de sus variantes fue adoptado por muchos países, entre ellos México, a partir de la década de los 80 y 90 del siglo pasado. En ese artículo hice referencia a lo que opinaban sobre el modelo tres grandes intelectuales: el austro estadounidense Peter Drucker (1909-2005), considerado el fundador de la administración moderna; el historiador Arthur M. Schlesinger Jr. (1917-2007), ganador de dos premios Pulitzer; y Robert Reich (1946), ex secretario del Trabajo en la presidencia de Bill Clinton, ex académico en la Universidad de Harvard y actualmente maestro de políticas públicas en el Goldman School of Public Policy de la Universidad de California, Berkeley.

En otras ocasiones me he referido a ese artículo en este espacio, pero al ver las manifestaciones, marchas y motines que están ocurriendo en diversos lugares de México y el mundo, vale la pena recordar nuevamente lo que dos de estos tres pensadores advirtieron hace casi 20 años sin que la gran mayoría de los gobernantes y dirigentes empresariales del mundo les hicieran el más mínimo caso.

En mi artículo de 1998 transcribí parte de un texto de Schlesinger que se publicó en edición septiembre/octubre 1997 de la revista estadounidense Foreign Affairs, en donde afirmaba que «el capitalismo incontrolado, con bajos sueldos, largas horas y trabajadores explotados, excita el resentimiento social, revive la lucha de clases, y da nueva vida al marxismo» y que «la Revolución de la Computadora amenaza con destruir más empleos que los que crea. También amenaza con crear nuevas y rígidas barreras de clase, especialmente entre los bien educados y los mal educados. La desigualdad económica en los Estados Unidos ha crecido a tal punto que las disparidades son mayores en los Estados Unidos igualitarios que en las sociedades clasistas de Europa».

También transcribí parte del artículo de Reich que se publicó en la edición marzo/abril de 1998 de la revista estadounidense Mother Jones, en donde decía que «La clase media sigue achicándose. La vieja clase media estaba compuesta por trabajadores fabriles. Estos están desapareciendo a un ritmo acelerado. La nueva clase media, si es que sigue habiendo una, estará compuesta por quienes realizan trabajos de servicio y soporte técnico. Para el futuro veo, tristemente, una desigualdad creciente en la economía. La educación va a ser la línea divisoria entre los perdedores y aquellos que tal vez no sean grandes ganadores, pero que por lo menos podrán sobrevivir… La oferta de trabajadores del conocimiento aumenta globalmente… una cohorte cada vez mayor de personas está buscando niveles más altos de educación para así obtener los mejores empleos. Esta oferta global creciente va a frenar los aumentos de los ingresos de los trabajadores de cuello blanco».

En resumen: en México como en muchos países desarrollados o no desarrollados del mundo se ignoraron las advertencias. Hoy se pagan las consecuencias causadas por la miopía, egoísmo o falta de sensibilidad de sus dirigentes políticos y empresariales. Acostumbrémonos a ver cada vez más manifestaciones, marchas y saqueos en una cantidad creciente de países.

Sitio web: ruizhealytimes.com

e-mail: eduardoruizhealy@gmail.com

Twitter: @ruizhealy

Compartir
Artículo anteriorPrimer catálogo de pintura en vivo a través de Google Street View,
Artículo siguienteAT&T premia aplicación de IoT para reciclar aceite de cocina
Periodista especializado en Negocios y tecnologías de la información. Columnista en Milenio Diario y ex editor de su sección negocios. Colaborador de Eduardo Ruiz-Healy en Radio Formula y de Adriana Pérez Cañedo en NRM comunicaciones. Integrante de la Barra de Opinión de TV Azteca y hago la capsula Tele comunicación en Milenio TV. Soy comunicólogo tecnoruco y businnessrocker solidario, de mente fría pero apasionado por la creatividad. Le voy al América y me encanta el albur. Sorry

No hay comentarios

Dejar una respuesta