Brexit, por Eduardo Ruiz-Healy

Brexit, por Eduardo Ruiz-Healy

964
0
Compartir
Eduardo Ruiz Healy43 millones de votantes decidirán mañana la permanencia o salida de su país de la Unión Europea (UE). Mediante un referendo que se conoce como Brexit, que es la abreviatura de dos palabras en inglés, Britain (Gran Bretaña) y exit (salida), que significa la salida del Reino Unido de la Unión Europea, ingleses, escoceses, galeses y norirlandeses votarán a favor o en contra de que el Reino Unido permanezca en la UE 43 años después de que ingresara en su antecesora, la Comunidad Económica Europea.
Hasta hace unos días, las encuestas indicaban que los que apoyan la salida eran pocos más de los que apoyan la permanencia. Sin embargo, las encuestas se inclinaron a favor de la permanencia desde el jueves de la semana pasado, día en que fue asesinada por un racista-nacionalista la parlamentaria Jo Cox, quien apoyaba la permanencia.
En el sitio www.euproscons.com se pueden leer detalladamente los argumentos que esgrimen tanto los que están a favor de permanecer en la UE como de los que están en contra de la permanencia.
En dicho sitio también hay un resumen de los argumentos, los cuales son los siguientes:
En lo que a la inmigración se refiere, quienes están a favor de la permanencia afirman que “la migración proveniente de la UE ha sido buena para la economía del Reino Unido y que viajar sería más difícil si ésta abandona a la UE. Quienes están a favor de la salida argumentan que “la inmigración de la UE aumenta la presión sobre las escuelas, hospitales, empleos y vivienda del Reino Unido, el empleo y la vivienda y sería mejor permitir la inmigración sólo a trabajadores altamente calificados”.
Hablando del tema del comercio, los defensores de la permanencia dicen que “la salida del Reino Unido de la UE significaría menos comercio con la UE y pocas posibilidades de mayores intercambios comerciales con otros países”. Los que buscan la salida afirman que “el Reino Unido aumentará su comercio si abandona la UE, manteniendo su comercio con la UE y negociando de nuevos acuerdos con otros países”.
En lo que a la regulación que la UE impone sobre sus países miembros, esto es lo que opinan los que pelean por la permanencia: “gran parte de la regulación de la UE es útil. Es más, si el Reino Unido abandona a la UE todavía tendría que respetar su regulación para tener acceso al mercado único”. Quienes buscan la salida afirman que “la regulación de la UE le cuesta tiempo y dinero a las empresas del Reino Unido. Si nos vamos podríamos reducir estos costos y ayudar al crecimiento de nuestra economía”.
Existen muchos otros temas que actualmente se discuten en torno al Brexit que deberá definirse mañana. En www.euproscons.com pueden leerse y estudiarse.
Personalmente me opongo al Brexit o salida del Reino Unido de la UE, no sólo por las consecuencias económicas que dicha decisión traería, sino porque otros países podrían seguir el ejemplo del Reino Unido y abandonar la UE.
Si la UE desaparece el Viejo Continente corre el riesgo de ser presa de nuevos nacionalismos, muchos de ellos de corte derechista-fascista. Y la historia nos muestra lo que muchas veces ha sucedido en Europa cuando los nacionalismos triunfan. Lo que se juega mañana es la paz europea.
Twitter: @ruizhealy

No hay comentarios

Dejar una respuesta